GP de Silverstone, otro día de neumáticos

Otro espectacular fin de semana se escribe en los libros de la Fórmula 1, una carrera con un final apasionante. Nico Rosberg del equipo Mercedes consigue su segunda victoria del año, seguido por el Red Bull de Mark Webber y el asturiano Fernando Alonso de Ferrari.
Sebastian Vettel, piloto de Red Bull y líder en puntos en la temporada tuvo un abandono en la vuelta 41/52 por problemas con la caja de cambios del RB9. El otro abandono fue de Jean-Eric Vergne de Toro Rosso por varios daños en el vehículo causados por un neumático reventado, y esta fue una historia que se repitió varias veces en la carrera.

Primero la mala fortuna fue de Lewis Hamilton que corría en casa. Luego de clasificar puntero, el día parecía ser sencillo para el inglés que tomaba sin problemas la punta, pero se convirtió en la primera victima de los neumáticos. La rueda trasera izquierda explotó súbitamente, dejándolo último y cortando sus aspiraciones de ganar la carrera.

Luego siguió Felipe Massa con el F138 y un poco después Jean-Eric Vergne, con este último ya fue inevitable llamar al Safety Car, otro giro radical al desarrollo de la carrera. La última victima de este maleficio fue Sergio Pérez, que aunque no se encontró en una situación de riesgo, su neumático al reventar lanzó pedazos muy cerca del Alonso, quién en ese momento se disponía a rebasarlo. De haber impactado el Ferrari o a su piloto, quizás hubiese sido trágico el resultado.

En un principio se creía que el problema serían los cordones en la pista, específicamente entre las curvas tres y cuatros. La alerta hizo que lo pilotos trataran de evitar pasar por los cordones pero este motivo no termina de convencer. Vettel fue advertido por el equipo de pits de cortes en su neumático trasero izquierdo, que no pasaron a mayores por una pasada por pits a tiempo.

No es novedad en esta temporada que Pirelli, el proveedor de los neumáticos, sea un factor decisivo en las carreras, en un principio por la rápida degradación que sufrían las ruedas en varias pistas, obligando cantidades excesivas de detenciones y decidiendo el resultado de la carrera principalmente por estrategia más que por destreza.

Esta vez, más que solo un problema en el desenvolvimiento de la carrera, la falla de los neumáticos comprometen de forma severa la seguridad de los pilotos. Nadie quiere una rueda reventada a velocidades que superan con facilidad los 200 km/h. Aunque hoy nada llevó a un accidente, se puede decir que esto fue cuestión de suerte.

¿Qué dice Pirelli?

Hasta el momento Pirelli no ha explicado que sucedió con los neumáticos en Silverstone. Para esta fecha el fabricante de rodaduras llevó sus dos compuesto más duros, además de los opcionales por cualquier cambio en el clima. Aunque los neumáticos en teoría son iguales a los utilizados anteriormente, en esta ocasión se utilizó un nuevo método para adherir la carcasa a la rodadura. El fabricante italiano ha descartado que esta nueva técnica sea el causante de los neumáticos reventados, pero queda la pregunta ¿Y qué pasó?

De acuerdo al hombre del momento, Paul Hembery director deportivo de Pirelli:

“Por el momento, no podemos decir mucho más hasta que hallamos investigado a fondo y analizado todos estos incidentes, que es nuestra principal prioridad. Sin embargo, podemos excluir que el nuevo proceso de adhesión, que se introdujo para esta carrera, sea la causa de los fallos de neumáticos que hemos visto hoy.”

“Puede haber algún aspecto de este circuito que afecta específicamente la versión más reciente de nuestros neumáticos para el 2013, pero en este momento no queremos especular, reuniremos todas las pruebas para averiguar lo sucedido para luego tomar los pasos apropiados de ser necesarios “.

Fórmula Pirelli

Si estos problemas siguen, el resto del campeonato tendrá una tónica de juego de azar más que de competencia de ingeniería de equipos y destreza de pilotos. Los problemas con los neumáticos, que ya hasta atentan contra la seguridad de los pilotos, han sido un fantasma a lo largo de todo el campeonato. Fuera de pruebas con nuevos compuestos en las sesiones de practica, aún no se ha buscado una solución definitiva al problema, y todo indica que la FIA dejará que el año termine de esta manera, con los los altos y bajos de Pirelli.

En un comunicado, la FIA ha autorizado a los equipos a enviar a sus pilotos a las pruebas para pilotos nuevos, con el objetivo de ayudar a mejorar los neumáticos y probar variaciones de hechas por Pirelli. Además, se hicieron cambios que permiten cambiar las especificaciones técnicas de las ruedas.

Las medidas de la FIA parecen blandas comparado con la severidad del problema, especialmente a una semana del Gran Premio de Alemania. Es triste para los aficionados de la Fórmula uno que esto este pasando. La mejor forma de resumir todos estos acontecimientos es con las palabras de Lewis Hamilton después de la carrera,

“Sólo cuando alguien se lastime harán algo al respecto”
“Creo que es una pérdida de tiempo hablar con la FIA, y si ellos no hacen nada eso dice mucho de ellos.”

Comments

Deja un comentario


× siete = 56

Traductor:  
  • Categorías

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM