Vibraciones en el volante

Cuando se tiene un auto por un tiempo prolongado, uno aprende a reconocer situaciones que no son normales dentro del mismo.

Uno de los síntomas más comunes son las vibraciones en el auto. A veces estas son causa de alarma, pero las reparaciones cuando se hacen a tiempo pueden ser económicas, o por lo menos evitar reparaciones más costosas si se dejan pasar.

Existen distintas causas para este tipo de problemas y veremos algunos de los más comunes.

1. Neumáticos: No son solo aros de caucho. Estos dispositivos necesitan una precisión bastante buena, y sus variaciones afectan en gran medida el manejo. Una de sus principales manifestaciones cuando hay problemas son las vibraciones.

Una causa común de vibración es que falta balance en las llantas, es una medida poco costosa que puede resolver el problema.

El desgaste excesivo, en especial cuando no es parejo entre neumáticos también puedo llevar a este fenómeno.

Haga una rotación de neumáticos o reemplace la llanta si el desgaste es excesivo.
Las llantas con desperfectos, como los conocidos “huevos” que se hacen en la pared al ser golpeadas, pueden llevar a esta condición. Será necesario reemplazar.

Aunque no directamente el neumático, los rines o aros también pueden producir este efecto si están golpeados o su geometría esta comprometida.

2. Juego excesivo: Y no es un juego nada divertido.
Si existe juego entre el rin o aro y el “hub” puede presentarse una vibración/oscilación que se percibe en el volante.

Asegurarse que sus tuercas estan bien apretas, que no hay problemas en los esparragos (tornillos) y es importante que la tuerca agarra con precisión. En todo caso, suelte la rueda y apriete las tuercas en el orden recomendado.

Si se mantiene la condición es probable que el problema se encuentra en las balineras de la rueda. Caídas en huecos o la clásica alcantarilla sin tapa pueden hacer que se dañen estos elementos.

3. Desgaste: las terminales gastadas o “bolas” de la suspensión pueden promover esto, en cuyo caso es necesario cambiarlas.

4. Bujes de la suspensión: Los cauchos encargados de mantener unidas las piezas de la suspensión, y que absorben parte de las imperfecciones del camino se desgastan con el tiempo. Es necesario reemplazarlos.

5. Falta de alineamiento: En algunos casos cuando el vehículo tiene una de sus llantas desalineadas puede provocar esta sensación. Esto es algo rutinario, así que con una buena alineada puede resolverse el problema.

6. Frenos con problemas. Tacos gastados o irregulares, discos por debajo de su espesor de tolerancia, o con desperfectos pueden provocar vibraciones al frenar. Una revisión de los componentes puede dar luces de cual tiene el problema, será necesario reemplazar.

Comments

Una Respuesta a “Vibraciones en el volante”

  1. Manry dice:

    Eso lo mando a chequear cada tres meses a mi carro.

Deja un comentario


− uno = 6

Traductor:  
  • Categorías

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM