por Daniel Domínguez Z.

Cine y más


Argo, aplausos de pie para Ben Affleck

Más de un crítico de cine y espectador asiduo al audiovisual ha comparado a Ben Affleck con Clint Eastwood.
Por supuesto que los unen varios hechos. Ambos son oriundos de California (Estados Unidos), los dos comenzaron en el negocio del entretenimiento como actores y cada uno ha ganado su espacio dentro de la industria fílmica norteña.

Luego, más temprano que tarde, cada quien se pasó a las filas de la dirección. Nos quedamos con esa analogía, por ahora.

DELANTE DE LAS CÁMARAS

Sí, los dos son intérpretes, pero debemos sincerarnos y admitir que Clint es un mejor intérprete que Ben.

Ben cumple en 2012 20 años en las andanzas interpretativas. Hizo un trabajo decente en títulos como Mallrats (1995), El indomable Will Hunting (1997, por cuyo guion, firmado a cuatro manos con Matt Damon, obtuvo un Oscar) y La sombra del poder (2009).

Pero alguien debió pagarle para que no participara en el elenco de cintas terribles como Bounce (2000), Gigli (2003), Daredevil (2003), Surviving Christmas (2004) y Jersey Girls (2004).

El amigo Clint es una leyenda delante de las cámaras gracias a su participación en películas fuera de serie, entre ellas: El bueno, el malo y el feo (1966), Harry el sucio (1971), El fugitivo Josey Wales (1976), Por unos dólares más (1965), Los imperdonables (1992) y Gran Torino (2008), entre muchas más.

COMO DIRECTORES

Lo que tienen bastante en común es que han obtenido un sobresaliente cuando han decidido estar detrás de las cámaras. Aunque no lo quieran admitir, Ben y Clint son mucho más increíbles como cineastas que de actores.

Los primeros tres trabajos de Affleck como director (Adiós, pequeña, adiós, The Town y Argo) son más importantes que el trío de títulos con los que debutó Eastwood como realizador: Escalofrío en la noche (1971), Infierno de cobardes (1972) y Primavera en otoño (1973).

El título más relevante del Clint de director fue su largometraje número 14: Bird (1988) y a partir de allí este artista cada vez llega más alto.
O sea, Ben en ese sentido ha tenido un desempeño más admirable en menos tiempo.
Lo que cabe esperar, es si Ben creará obras maestras que sí ha hecho Clint. Por ejemplo, Sin perdón (1992), Los puentes de Madison (1995), Mystic River (2003) y Million Dollar Baby (2004), entre otras.

ARGO

Ahora en la cartelera nacional se proyecta el más reciente proyecto de Ben, Argo, cuyo argumento se basa en un acontecimiento tan real que parece mentira.

Argo es sobre Tony Méndez (Eureka, EU, 1940), un miembro de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), que en 1979 liberó a seis rehenes estadounidenses que encontraron refugio en la residencia del embajador de Canadá en Teherán, luego de que una enardecida manifestación que apoyaba al ayatolá Jomeini sitió la embajada norteña en Irán.

El mundo supo de esta aventura muchos lustros más tarde, cuando el presidente norteño Billy Clinton reconoció públicamente el valor y la astucia de Méndez para engañar a Hollywood, a la sociedad civil norteña y a las autoridades iraníes.

Tony Méndez, hoy retirado y que reside en Maryland junto con su esposa Jonna, también agente de la CIA por un cuarto de siglo, fue condecorado por el mandatario Jimmy Carter, pero en una ceremonia estrictamente privada.

Ahora Affleck, quien encarna a Méndez en Argo, hace aún más famoso a este personaje con una magnífica película que sabe transmitir toda la verdad y la ficción que hay en la vida, tanto la que ocurre dentro y fuera de la pantalla grande.

A Mendez se le ocurrió un plan descabellado para salvar a sus compatriotas en apuros: hacerle creer al gobierno del Iman Jomeini que rodarían en Teherán una producción de ciencia ficción titulada Argo y para ello habían ingresado supuestamente siete profesionales canadienses (Mendez y los seis diplomáticos) y todo el que ingresa a un país como visitante desea salir de regreso.

Cuando disfruté Argo, que espero reciba más de una nominación al premio Oscar, no pensé en Eastwood sino más bien en dos maestros del cine político de la década de 1970 en la unión americana: Alan J. Pakula y Sidney Lumet.

El abordaje de Affleck, así como el ritmo y la mirada de Argo, es seguir el sendero ideado por Pakula en sus inolvidables filmes Todos los hombres del presidente (1976) y La decisión de Sophie (1982), y Lumet hizo lo propio en clásicos; por ejemplo, Serpico (1973), Tarde de perros (1975) y Network (1976).

Méndez afirma que Ben fue bastante fiel a lo que ocurrió esos tensos días en que él ingresó a Teherán para completar una misión en extremo peligrosa y que el resultado fue un completo éxito.

Si hubiera sido el productor, dice Méndez, hubiera seleccionado a Tommy Lee Jones para que lo encarnara, aunque admite que su opción no es viable porque este actor ya no es un jovenzuelo.

Argo, a medio camino entre drama político, thriller y sátira contra Hollywood, se proyectó en los festivales de Toronto, Telluride y San Sebastián.

Este fantástico filme de dos horas de duración tuvo un presupuesto de 44.5 millones de dólares y hasta el pasado 11 de noviembre había recolectado en el ámbito mundial 112 millones de dólares.

¿Qué opinas del Ben Affleck actor? ¿Has visto las tres películas que ha firmado como director: Adiós pequeña adiós, The Town y Argo? ¿Es válido compararlo con Clint Eastwood?

Comments

29 Respuestas a “Argo, aplausos de pie para Ben Affleck”

  1. Fidel Ernesto dice:

    Mi estimado Daniel, despues de ver Argo te daré mi opinión aunque debo señalarte que en el listado de obras maestras de Eastwood te faltó Cartas desde Iwo Jima.

  2. Anayansi dice:

    Daniel,me alegra que la hayas visionado.Te puedo adelantar que ha recibido buenas críticas,pero…En otro momento te señalaré qué fue lo que a ciertos críticos(y a mí incluida)no les gustó. Espera mi próxima intervención.Saludos.

  3. Carlos dice:

    Daniel, gracias por la crítica de la película, parece una trama interesante y creo que Ben Afleck se ha caracterizado como director por hacer películas con un ritmo algo alejado de lo tradicional para Hollywood en donde tiene que haber constantes giros, además te ponen a pensar. En relación con Eastwood extrañé en el artículo “un mundo perfecto” que creo que es una gran película.

  4. John dice:

    Hola Daniel, tuve la oportunidad de ver Argo el lunes pasado. Confieso que no sabia quien la dirigia, es mas mi novia fue la que me pidio de irla a ver, y a mi me llamo la atencion por el tema que narraba. Fue impresionante como la pelicula transmitia ese sentimiento de estres y tension, poniendote en los zapatos de aquellos rehenes que pasaron por esos duros momentos, y en medio de la pelicula me pregunte: quien es el director de esta pelicula? Cuando en los creditos aparece directed by Ben Affleck, la quijada se me fue literalmente al piso. No conocia de sus trabajos anteriores como director, si saco el tiempo las vere, me ha dado curiosidad despues de ver Argo. Como actor Ben Affleck no me parece sobresaliente, no recuerdo ningun papel que me haya impresionado. Fijate que me gusto Daredevil, pero el Director´s cut, porque la version del cine fue un desastre, si no has visto la version del director te recomiendo le des una oportunidad es un giro de 180 grados a lo q se vio en el cine. Sobre compararlo con Clint, ni por ahi, me parece muy temprano ponerlo a ese nivel, pero estoy de acuerdo con el titulo: se merece un aplauso de pie por su trabajo en Argo. Saludos!

  5. ricardo dice:

    Affleck ha demostrado que tiene madera para director, aunque todavía le falta camino para alcanzar a Eastwood. Por lo menos ha optado por tramas reales lejos de los papeles de heroe rebuscado que le toco interpretar. Esperemos que en su crecimiento logre un oscar.

    • ddominguez dice:

      Seguro, Ricardo, a Affleck le faltan decenas de películas, lo admirable es que sus tres primeras propuestas a demostrado talento. A este paso, su nombre será bien recordado por la historia del cine estadounidense. Saludos

  6. Miguel dice:

    Quien diría que el actor de titulos mediocres y cuya carrera como tal estaba casi acabada tenga ya a su haber tres buenas películas como director. (Drama, Acción, Thriller politico)

    Para lograr esto, debe ser alguien que estudia, lee, pasa horas devorando películas, y menos tiempo en clubs o parrandas hasta el amanecer.

    Estoy seguro que vendrán cosas más grandiosas de él. Bien merece ser al menos nominado.

    Cometí el gravísimo error de leer spoilers y sobre la historia real, que no viví la tensión que hubiera querido.

    Tremendo film, seguro inquilino de mi videoteca privada.

  7. Ilka dice:

    Me gusto mucho tu resena, y tienes razon en los parecidos en las carreras de ambos, porq a pesar de lo mal actor q es Ben Affleck (deberia dejar de insistir en actuar en sus peliculas; fue lo unico malo en “The Town”), ha tenido exito comercial. Me he visto “Gone baby gone” y “The town”, y tengo toda la intencion de ver “Argo” porq me la han recomendado muchisimo. Por los vientos q soplan pareciera q Affleck pudiera llegar a ser mejor q Eastwood detras de las camaras.

  8. Anayansi dice:

    Hola,Daniel,dispensa el retraso.Ahora sí te daré mi punto de vista sobre Argo. Primeramente,te confieso que en materia interpretativa Affleck me es casi nulo(Festival de Venecia 2006¿mejor actor?).Sin embargo,sus dos películas anteriores como director me parecieron aceptables, aunque no debió actuar en la segunda-y en Argo esto también se resiente-. Esta,su tercera cinta,se llevó buenos comentarios en Telluride, Toronto y San Sebastián.Se la menciona para los óscar y creo debería estarlo por la actuación de Goodman.
    Ahora bien,reconozco que me gustó esa combinación de parodia del mundillo hollywoodense y thriller político vía “basado en hechos reales”. Empero,deploro lo siguiente:Affleck actuando al lado de dos secundarios óptimos;el drama interfamiliar innecesario y ese final que huele a patriotismo rancio, que estropea la loable introducción del filme(el papel de EEUU en Irán)y que es quizá lo más reprochable de un producto al que hay que reconocerle sus aciertos.Saludos.

    • ddominguez dice:

      Concuerdo contigo Anayansi y con los demás amigos en cuanto a que Affleck es un actor que todavía no ha demostrado su potencial, en el caso que lo tenga. También estoy de acuerdo contigo que entre los puntos débiles de Argo está precisamente su participación como intérprete. Tengo dos teorías sobre ese punto: por un lado, actuar en una película con un presupuesto modesto que diriges eso hace que te bajen los costos de producción, pues te pagas como director o como actor, pero no por ambas funciones. Como reto me parece bien, pues es exigirte dirigirte a ti mismo, lo que debe ser harto difícil partiendo del hecho que todos tenemos excelentes opiniones sobre nosotros mismos. La segunda teoría es la menos noble, que tiene que ver con que se quedó con el papel protagónico de Argo porque quería lucirse dentro y fuera de la cámara, lo que obviamente no logró en uno de los lados. Sobre el lado familiar en la trama, lo hizo para darle un quiebre al énfasis político de su película, pero en términos dramatúrgicos no estuvo bien planteada la relación de su personaje con su otro oficio, el de padre de familia y esposo. En cuanto a la promoción a favor de Estados Unidos incomoda, pero era inevitable por los hechos reales en los que se basa Argo (fue un triunfo a todas luces por el gobierno de turno) y porque es tentador seducir al público y a los académicos del Oscar con un tema de corte heróico nacional. Saludos

  9. Ruben dice:

    Hola. Concuerdo con los últimos comentarios de Daniel. Lo de dirigirse él mismo, imagino que lo ms difícil de ese doble rol es que no hay un director que le diga que como actor necesita mas o menos intensidad o emoción en determinada escena. Pero reconozco que su actuación es muy lineal, poco emotiva. Y en general ese es el tipo de actuaciones de Affleck. A veces llegan a lo aburrido. No es por alardear, pero vi esta cinta a principios de octubre en NY donde viajo mucho por trabajo. Y literalmente fue aplaudida de pie!!! Creo que el patriotismo se apodera de los cinéfilos norteamericanos, aunque en verdad el que arriesgó fue el gobierno de Canadá. La historia es realmente interesante y casi fantástica, y no pude dejar de pensar en cuantos fraudes se habrán hecho en Hollywood bajo esta forma. La cinta ha sido muy elogiada por los críticos y no me extrañaría que estuviera nominada a diferentes premios. Pero tampoco es la gran película. Y coincido con otros comentarios: es demasiado prematuro comparar a Affleck con Eastwood, va por buen camino como director y con Argo se anota laureles que en el futuro tendrá que demostrar merece.

  10. Eraldo dice:

    Saludos,Daniel. El comentario anterior menciona un hecho casi obviado por todos y que incluso el propio Affleck tuvo que reconocer,después de oir merecidos reproches: el activo papel que desempeñó el embajador canadiense para salvaguardar a los estadounidenses refugiados en su embajada. Volviendo a la cinta en sí,confieso que me gustó y demuestra que este actor debe quedarse tras las cámaras.Reconozco aquello que Ud. dijo acerca de que ese final se debe porque así sucedieron las cosas(el exitoso rescate mediante un ardid),y para complacer a los académicos.Pero ¿no infla demasiado ese nacionalismo “made in EEUU”?,después de todo…¿qué quedará en la retina del espectador norteño?¿el enfoque heroico del rescate o la crítica a las actuaciones aquellas del gobierno norteño en Irán,que dicho sea de paso en parte provocaron todo ese caos. Abrazos.

    • ddominguez dice:

      Seguro, Eraldo, que Argo tiene una cuota ideológica grande a favor del gobierno estadounidense, lo que debe complacer a la audiencia norteña, pero más allá de eso pienso que de salida no es negativo al 100% que una propuesta artística tenga un matiz político, salvo que caiga en una propaganda descara como la que estaba presente, por ejemplo, en muchas de las películas que hizo Hollywood, y muchas otras industrias, durante la Segunda Guerra Mundial. Saludos

  11. Maringá dice:

    No se si dentro de unos años Ben Affleck estará en condiciones de rodar lo que está pasando actualmente con los generales & Cía (nunca mejor dicho).

  12. Francisco dice:

    bueno, la verdad como pocas veces desde el inicio de una pelicula, ya sabia que argo hiba a estar buena. Por otra parte “solo el tiempo dira” si affleck si se podria comparar al incomparable eastwood; ahora me dan ganas de ver “misty river” nuevamente, una joya.

  13. Miguel dice:

    Hay gente que le incomoda lo que llaman el patriotismo gringo.. Pero, ¿no es acaso una pelìcula de ese paìs?? Que se vea en el resto del mundo es otra cosa.

    Tiene Hollywood que renunciar a sentimientos nacionalistas para no incomodar al resto del mundo??

    En Skyfall, la escena casi al final en la azotea, se ve una bandera inglesa flameando detràs de Bond. ¿No es James Bond un ìcono inglès, orgullo de Inglaterra? ¿Debemos molestarnos por eso?.

    Debemos hacer cine en Panamà para alardear lo nuestro.

    • ddominguez dice:

      Ese es un punto válido, Miguel, es usual que una producción responda, mucho o poco, a la orientación política de su país de origen. Lo esencial, es que esa presencia ideológica no sea lo primordial en el argumento, si no que sea un hecho aislado, aparentemente accidental o coincidental, que no se vea algo 100% planeado, que no sea burdo. Saludos

  14. Vanessa dice:

    Lo mejor que pude haber hecho es no leer nada sobre lo que pasó realmente. No es que no supiera nada del conflicto de aquella época, pero no tenía idea del evento en particular que plasma “Argo”. Hace tiempo que no veía una película que me mantuviera tan tensa, al borde de la silla, mordiéndome las uñas… Muy buen trabajo de parte de Ben Affleck, los actores (especialmente Alan Arkin y John Goodman, que balanceaban la tensión bastante bien para que no me diera un infarto), y en especial del departamento de maquillaje, vestuario, etc, por transportarnos a 1980.
    Lamento decir que no recuerdo haber visto a Ben Affleck interpretar un papel que me pareciera remotamente bueno. “Dogma”, tal vez? Esa es otra cosa…
    También lamento decir que no he visto “The Town”, pero de seguro que ahora la tengo que ver.
    Creo que prefiero no comparar a nadie con nadie, y mucho menos con Clint Eastwood. Puede que vengan del mismo lugar, y hayan comenzado de la misma forma, pero en mi opinión, por lo que hemos visto hasta ahora de Ben Affleck, su estilo como director es bastante diferente. Aunque todavía toca ver. Realmente espero que mantenga ese nivel de éxito.

    • ddominguez dice:

      Debes ver The Town, Vanessa, es algo más que una típica película de policías y ladrones, es la radiografía de una sociedad y Affleck lo hace desde la intriga, una acción desbordante y unos personajes interesantes. Se le nota una solvencia y una experiencia que no tiene por la edad sino por la intuición, que es otra forma de ser inteligente. Saludos

Deja un comentario

Traductor:  
  • Categorías

  • Twitter

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM