por Daniel Domínguez Z.

Cine y más


Fernando Sulichin, productor de Oliver Stone y Spike Lee

Fernando Sulichin va a lo grande. No es que sea dueño de un ego enorme, sino que ha colaborado con más de un maestro del séptimo arte en su condición de productor.

Este argentino comenzó en esas lides con un clásico del séptimo arte estadounidense: Malcolm X (1992).

Tenía 26 años cuando formó parte de la biografía fílmica del líder afroamericano, dirigida por Spike Lee.

Desde entonces, en su agenda de actividades solo hay directores de culto con los que ha laborado, a veces, en más de una ocasión: de Abel Ferrara a Oliver Stone, pasando por Jim Jarmoush.

Comenta que participa en un largometraje cuando el tema le roba la calma o cuando admira al que está detrás de la cámara o todas las anteriores.

“Armo los proyectos y sigo la línea editorial coherente con la premisa argumental, que no se vaya del contexto. Participo junto con el director, aunque él tiene la última palabra. Me adapto a sus estilos, estoy atento al máximo y los motivo si es necesario”.

Cuando charlamos vía telefónica iba a bordo de un taxi por la ciudad de París, donde estaba recolectando dinero para futuros filmes. De algunos de ellos conversó mientras guiaba al chofer, en un perfecto francés, hacia el edificio donde deseaba ir.

Laborar con gente estimada

Cuando llegó la oportunidad de Fernando Sulichin de ser uno de los productores de la película Malcolm X (1992), del director norteño Spike Lee, era un latinoamericano más  que estudiaba cine en Estados Unidos.

“Trataba de sobresalir y de seguir adelante. En ese momento hago con unos compañeros el festival de cortometrajes  Cortocircuito. Invitamos a Spike, y allí lo conocí”, recuerda.

Ahora vuelven a unir fuerzas en un documental sobre Brasil, que está rodando Lee por estos días.

“Me gusta trabajar con gente conocida como Spike. Las reuniones son buenas, hay mucho entendimiento y existe respeto mutuo”, dice quien también colaboró con Lee en el largometraje She Hate Me (2004).

Lee se inclina por Brasil, explica, porque siempre ha tenido un amor por la cultura, la música y el deporte proveniente de ese país.

En su nueva cinta incluirá todos los aspectos que hacen de Brasil un destino interesante, incluyendo su economía, su Carnaval, la venidera Copa Mundial de Fútbol y las protestas que están ocurriendo en el marco de  la Copa Confederaciones.

“Vamos a grabar las protestas. No queremos hacer propaganda. No las celebro, pero sí entiendo a los manifestantes, y más que pase dentro de un gobierno de izquierda. Para que la gente no se aburguese”.

Stone, el genio

El director con quien el argentino Fernando Sulichin ha estrechado más lazos de labores   es con el estadounidense Oliver Stone.

Juntos han estado en los documentales Castro in Winter (2012),  South of the Border (2009), Comandante (2003) y en los títulos de ficción Alexander (2004) y Savages (2012).

“Stone es un innovador de su oficio. Es un verdadero genio y es un gran historiador. Tiene un coeficiente intelectual como pocos. Es un niño inquieto de 66 años”, anota.

Stone tiene muchas inquietudes, y eso lo estimula. “Sería aburrido que un cineasta tuviera una sola preocupación. Un día estamos en México y al otro en el Medio Oriente, y siempre con la misma moral e  integridad en todos sus trabajos”.

Sabe que hay un sector en Estados Unidos que no tolera las obras de Stone.  “Es un grupo  que es muy ignorante de los temas que él desarrolla.

Stone habla de la historia no contada de Estados Unidos. Él no opina, sino que plantea los hechos”.

Buscar dinero para hacer filmes es difícil, admite. “Nunca es fácil pedir millones de dólares para hacer una película, una suma de dinero que equivale a construir un hospital”. Por eso, añade, las películas en las que se involucra deben abrir los horizontes a los espectadores, y un ejemplo son las de Stone.

Lamenta que al Hollywood de hoy solo le llamen la atención las producciones sobre superhéroes.

Recomienda ver las  películas producidas durante la década de 1970 en Hollywood  y series de la televisión norteña como Boardwalk Empire, Breaking BadHomeland y The Shield.

¿Qué opinan del cine firmado por Spike Lee y Oliver Stone? ¿Qué piensan de las protestas en Brasil en el marco de la competencia deportiva? ¿En qué medida la televisión norteña de hoy es más interesante que el cine de Hollywood?

Comments

2 Respuestas a “Fernando Sulichin, productor de Oliver Stone y Spike Lee”

  1. ricardo dice:

    Stone y Lee buscan reflejar la realidad diaria con sus personajes con sus historias complejas como cualquier ser humano,en vez de buscar quien resuelva los problemas. Eso es lo que refleja la televisión moderna sin tantos adornos ni efectos especiales,robandole protagonismo a las grandes producciones que al final no presentan ningún mensaje. Nos vemos.

    • ddominguez dice:

      Como plantea Ricardo, estos dos directores están inmersos en mostrar ese lado social, polémico y crítico de la sociedad moderna, en especial la norteña, una temática que se trata poco en el Hollywood industrial. Saludos

Deja un comentario

Traductor:  
  • Categorías

  • Twitter

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM