por Wendy Tribaldos

Proyecto Folclore

>

Tambores panameños

Primera de dos partes

Por Nodier Casanova

Hola!  Soy un joven de 24 años, amante de nuestro folclore.  Me considero un folclorista empírico y autodidacta, y me he propuesto realizar un libro sobre la Historia de la Cumbia Panameña.

Hablar de los tambores panameños es hablar del conjunto de instrumentos más importantes de nuestro folclore, debido a que su sonido alimenta la base rítmica sobre la cual descansa la mayoría de nuestros géneros folclóricos tradicionales, tales como el tamborito, bullarengue, cumbia, bunde y el Congo.

Nuestros principales tambores son:

·         Tambor de Cuñas.  Con forma cilíndrica o cónica, su sonido depende de su función: puede ser  agudo, intermedio o grave.  Está revestido con cuero de animales como venado, zaino o vaca, y amarrado con cuerdas y cuñas que le dan tensión al cuero.  El diseño del tambor de cuñas es un préstamo cultural de África, de una región bastante pequeña situada sobre la línea ecuatorial entre los ríos Ogowé y Samaga.  Son usados principalmente por las tribus Fan, Bakwiri, Bakundo, Ngolo y Ekoy, cuyos ancestros deben haber traído este diseño a Panamá con la introducción de esclavos africanos, vía Nombre de Dios y Portobelo en la época colonial.

·         Tambora.  Es un tambor de doble parche de cuero de animal, que marca el compás de la canción.  Es utilizado por los grupos afrodescendientes e indígenas. La tesis respaldada por la mayoría de los folcloristas panameños es que proviene de África, específicamente del área geográfica que va del lago Chad hasta Futa Djalón. Nosotros nos atreveríamos a introducir la tesis que probablemente tiene un origen indígena, basado en la existencia de representaciones de tamboras de barro en la cultura Gran Coclé, lo que pudiera probar su existencia desde tiempos precolombinos en el Istmo.

·         Caja.  Instrumento cilíndrico hueco confeccionado de madera cubierto con cuero de venado, que tiene parches por sus dos lados y se toca con dos bolillos o palitos.  Es mucho más pequeña que la tambora.  Está normalmente acompañado con una cuerda delgada tensada en uno de sus parches de cuero, para que al ser ejecutado emita un sonido vibratorio. Su función también es de llevar el compás de la canción. Es utilizada principalmente por grupos humanos fuertemente influenciados por la cultura hispánica, pues es una representación criolla del redoblante europeo;  su ascendencia es puramente española.

En el próximo blog estaré elaborando sobre tambores regionales.  ¡No te lo pierdas!

Comments

8 Respuestas a “Tambores panameños”

  1. Heliodoro Galvan dice:

    Es una tragedia para los afrodescendientes-Panameños , como estos seudos-investigadores dejan la objetividad de investigación genuina, por el afán incontrolable de invisibilisar el hecho de que el TAMBORITO es genuinamente afro-descendiente y buscar a como de lugar de darle un toque español o indígena al ritmo (NO me refiero al vestuario que no es la genecis)…solo basta leer “tambor y socavón de sarate” en su investigación desapasionada. TODOS los tambores originales del tamborito están no solo en panamá, están en los afro-venezolanos, los afrocubanos, afrodominicanos, afrocolombianos, etc. todos los países americanos aceptan que sus tambores iguales a los panameños son originarios de las culturas africanas yoruba, conga,etc.
    Según su egoísta investigación a uno de los tambores usted le atribuye origen indígena…lo que quiere decir que los que iniciaron el ritmo afro-tamborito, envés de usara sus propios tambores, se lo pidieron prestados a los indígenas y lo mismo hicieron también los cubanos, los venezolano, los afro-brasileños, los Haitianos sin contar que los Haitianos llevaron algunos de estos tambores que también se ven en NewOrleans…resumen lo exhorto a que sea objetivo y desapasionado en su investigación, y evite tratar a toda costa de quitar “la negritud” de tambores afropanamenos que en todas partes del mundo son de origen africano y aquí en panana, en este caso usted, y otros seudos folkloristas, tratan de emblanquecer su origen, Sea objetivo el Ritmo Congo se divide en Congo, terrible y tamborito…solo que el terrible es el que más gusta dentro de ese ancestral genero

    • Nodier Casanova dice:

      Estimado Lector:

      Creo que debemos partir del hecho de que Panamá es una Nación multiétnica en donde todos los grupos humanos de una manera u otra han hecho “Aportes” a la música de nuestro país. Con nuestra investigación no tenemos el objetivo de desmeritar a ninguna de nuestras etnias.

      En pleno siglo 21 las actitudes discriminatorias y “blanqueamientos” no tienen ningún sentido, mucho menos viniendo de quien le escribe “Un Afrodescendiente”.

      Nuestra música es “Mestiza” de ascendencia africana, indígena e Hispánica. El “Afro-Tamborito” como usted le llama es “Tamborito”, porque el mismo es alimentado por el tambor y ritmo Africano, pero utilizando la “Copla” Española y la saloma indígena llamada en Gnobe “nogonengo”. Vemos pues estimado lector que esto que llamamos Tamborito es algo nuevo, algo “Panameño”, en donde todas las etnias ofrecieron aportes para su producto final.

      Aún en la misma cultura Congo se tocan ritmos en compás 6/8 (característicos de la musicalidad europea) que tienden a binarizarse debido a la influencia africana, no olvidemos tambien que la Cumbia Congo se tocó con Violines, guitarras, Gaitas, Armónicas y Acordeones, por lo que así como los hispanos fueron influenciados por la musicalidad africana igualmente los afrodescendientes asimilaron instrumentación y melodía de ascendencia Europea. Por lo tanto, mi estimado lector, todas las etnias son participes en la musicalidad Panameña, por lo que todas tienen derecho a ser reconocidas y en ese sentido nuestro artículo en sus dos partes para nada es mezquino con los afrodescendientes cuando decimos: “Son los tambores de esta provincia (Colón), los que a nuestro juicio, crearían el paradigma nacional de construcción de tambores, que incluso abarca hasta el pacífico norte Colombiano donde son llamados Cununos”.
      Respecto a la Tambora, existen Huacas de la Cultura Gran Coclé en donde también podrá observar la existencia Precolombina de Tambores Duplos.
      La doctrina folclórica se sigue enriqueciendo y desde el gran “Tambor y Socavón” de “Zárate”, muchas personas han seguido escribiendo y “Teorizando”. Puede observar el trabajo del Doctor en Música Edwin Pitre denominado: “Veredas Sonoras Da Cúmbia Panamenha (2001)”, en donde su página 11 podrá ver la huaca de la tambora de la que le hablo y además podrá conocer las influencias étnicas que conforman este ritmo en Panamá.
      Finalmente, respecto a la doctrina comparada le sorprendería saber que en Colombia, por dar un ejemplo, se dice que la “Cumbia” es de origen indígena, proveniente del país de los Pocabuy, muy por el contrario de lo expresado en Panamá por Narciso Garay en donde nos dice que un ritmo en compás 2/4, como lo es la cumbia, jamás podría ser de ascendencia Indoeuropea sino africana. Por lo tanto, lo que se teoriza en otros países es importante y útil como referencia, más es vital que los panameños nos demos nuestras propias explicaciones , tal como lo hiso el maestro Garay en 1930, debido a que el mestizaje musical no fue igual entre los países latinoamericanos, causando que las teorias no sean pacíficas en mucho de los casos.

      Así que mi estimado Lector le invito a leer los últimos trabajos de Pitre o Apolonio Mack que nos traen un refresco en pleno Siglo 21 de hacia dónde se orienta la investigación folclórica de nuestro país.

      • Víctor dice:

        Excelente respuesta, el folclore, es una amalgama de los residentes de un territorio, de los que viven en una Sociedad, el folclore, no es estático, no es muerto se alimenta del vivir diario de los que conforman una Sociedad se podrá buscar los Orígenes en base a las influencias de los que estaban en nuestras tierras, los que nos subyugaron, los que trajeron a nuestro suelo como esclavos así como todo aquel que ha pasado o ha adoptado a Panama como pais de residencia pero a la vez comparte con nosotros parte de su cultura de Origen lo que se quiera o no enriquece Nuestro Folclore.

  2. felix leon paz marin dice:

    definitivamente nuestra cultura es el producto del cruce de muchas otras culturas siendo las basicas la española, la indigena y la africana, sin desconocer q tenemos hasta influencia china (el chen chen y la ñapa, por ejemplo. Ahora bien, intentar encajonar una sola manifestacion en una sola fuente lo considero erratico y como prueba un boton: la pollera congo tiene sus raices en los pollerones q dejaban de usar las señoras criollas y q por razones obvias quedaban en manos de las esclavas quienes al no ser tan frecuente su adquisicion optaban por emparcharlas con retazos de tela porq el vestido les tenia q durar casi una eternidad….saludos y sigamos el debate pero con aportaciones y con cultura…

  3. Yenikarina De León dice:

    Considero que hablar de origen historico no es lo mismo que hablar de origen cientifico ( ambos son estudios muy complejos).Lo que se debe definir en el nuevo milenio es transmitir esta información a la juventud panameña, de forma veraz.
    Lo cierto es que muchos panameños con la visión de dejar un legado a nuestras generaciones han escrito documentos sustentados a nuestro folklore ; y no me cabe la menor duda que también encontraremos panameños dispuestos a compartir la misma, sin tomar encuenta el interés egoísta de otros.
    Hay que dar el primer paso, acompañado de critícas , que alimentarán y reforzaran más la voluntad del hombre ha lograr su objetivo ; más no permitir que sea enterrada para luego tener que escavar , quitarles el polvo ,y encontrar nuestra identidad grupal y etnica.
    Panamá tiene 9 provincia y la comarca Kuna Yala, cada una de estas regiones se diferencian en muchos aspectos historicos, economicos , sociales , culturales y geograficos; que contribuyen a que cada una tenga un elemento especial dentro del folklor que la identifique….ya sea en el tambor, en su vestimenta, gastronomia, cuento y leyenda, su dialecto…en fin!

  4. Yo soy de Uruguay y por lo tanto un amante del folklore rioplatense. Es bastante diferente al de esa region pero igualmente tiene varios puntos en comun que hacen a ambos super interesantes.

  5. ARISTIDES BURGOS VILLARREAL dice:

    He leído los diversos enfoques y comentarios sobre el “Tamborito” panameño y me gustaría entablar con Nodier Casanova una conversación para que me explique su enfoque investigativo, ya que las expresiones culturales a las que el se refiere, pueden haberse estudiado desde un punto de vista “histórico” a través de documentos escritos, pero la metodología para la Investigación de las Culturales Orales Trdaicionales que se ha experimentado a través de largos años dentro de la Folklorología, señalan que cada estudio debe hacerse además con experiencias de campo “in situ” para con las expresiones que perviven y que son el producto de reminiscencias culturales del ayer y que mantienen un grado de vigencia en el imaginario colectivo del pueblo.
    Si su enfoque investigativo logra ofrecer un nuevo panorama al estudio de expresiones folklóricas verdaderamente he allí, el hallazgo del siglo, por lo que de verdad me interesa conocer los enfoques de Investigación Folklórica ofrecidos en estos puntos de vista. Saludos

    • NCasanova dice:

      Estimado Señor Burgos:

      Me da mucho gusto, que personas como usted dedicadas a la cultura y al folclore lean nuestros comentarios y despierten su interés.
      Mediamos Palabras en La Villa De Los Santos, sin una presentación formal, lastimosamente creo que no pudo atenderme a cabalidad porque se encontraba ocupado en asuntos de la mudanza de la Escuela de Folclore. Yo soy aquel muchacho que llegó a la escuela, buscando tesis sobre la cumbia hace como 2 meses con un maletín rodante, una laptop y un scanner, me quede como hasta las 5 de la tarde escaneando algunas publicaciones de interés, espero me recuerde.

      El objeto de mi investigación actual, no es propiamente el Tamborito, sino la Cumbia, pero como quiera que el tamborito y Cumbia son géneros primos, lo he estudiado pero en menor intensidad, porque considero que la información disponible sobre el Tamborito es más nutrida y menos dispersa que nuestra cumbia.

      Le cuento la metodología que estoy utilizando en mi investigación, cuyas líneas de trabajo son las siguientes:

      1. Visitas a comunidades, entrevistas a personas que superen los 80 años en busca de: Historia, y paradigmas de baile y música de antaño, grabación y rescate de piezas musicales del siglo 19, hasta ahora he visitado: (Chorrera, Colón, Pajonal, Membrillo, Antón, Chitré, La Villa, Las Tablas, Ocú y Dolega, quisiera poder terminar mis viajes pero compromisos laborales y lo oneroso que representa el traslado a estas comunidades, hace que mis visitas sean espaciadas y no a la velocidad que yo quisiera.
      2. Publicaciones realizadas hasta ahora sobre la cumbia panameña: He revisado los libros de los esposos Zárate y otros autores, además de revisar la sección de tesis completa de la facultad de Bellas Artes e Historia de la UP, lo más reciente que he leído es la tesis doctoral de Edwin Pitre sobre la Cumbia presentada en la Universidad de Sao Paulo, que creo que es la última publicación de relevancia en cuanto al género.
      3. Lectura de diarios de viajes del siglo 19 de europeos que estuvieron por Panamá.
      4. Lectura de periódicos del siglo 19: Star Herald, La Estrella de Panamá, etc.
      5. Análisis musical, tanto rítmico y melódico de las variantes nacionales en contraste con los Archivos musicales tomados en la década del 50 por Gonzalo Brenes y Zárate.
      6. Análisis comparativo histórico musical de la Cumbia Panameña vs la Cumbia Colombiana.
      7. Estudios de publicaciones sobre el Cumbé en la colonia.
      8. Búsqueda de antecedentes de la Cumbia en Islas del Caribe y África, especialmente en Guinea Ecuatorial.

      Ya tengo un año y medio en esta investigación y aun no termino, porque deseo publicar un producto de Calidad, llevado al agotamiento total de todo el universo que arrojan mis líneas de trabajo.
      Nuestra investigación no tiene motivación económica ni profesional, lo hago por amor a mí país y por respeto al grandioso talento musical que tuvieron nuestros ancestros.
      Cuando guste podremos reunirnos e intercambiar impresiones sobre nuestro folclore.

      Saludos
      NC

Deja un comentario

Traductor:  

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM