por Rafael Calvo

Radar Deportivo


De Chitré para el mundo

Las pequeñas ligas de Panamá están haciendo su trabajo. Plinio Castillo y Martín Crespo son fundamentales en las victorias que está teniendo nuestro béisbol a nivel nacional e internacional.

Castillo y Crespo son de esos dirigentes incansables, que se les ve en el estadio, que dan la cara cuando las cosas salen mal y que no quieren robar protagonismo cuando hay victoria. Recuerdos me traen de la labor de Francisco Castañeda, el hombre de las categorías menores en el Juan Demóstenes Arosemena.

Hago esta introducción para destacar esa labor invisible de los dirigentes panameños que no se pelean por salir en la foto, tal como ocurrió ayer en el aeropuerto de Tocumen donde se esperaba a los campeones mundiales del béisbol intermedio.

El triunfo de la liga herrerana en esta categoría no es una sorpresa. Es una camada de jugadores que vienen creciendo juntos y que en un par de años serán los que vestirán la camiseta amarilla en la categoría mayor.

El camino fue largo, pero con gratificante final. Las Pequeñas Ligas de Chitré  (Herrera) es campeón de campeones al ganar la serie mundial en Bangor, Maine (EU), hecha para que los estadounidenses la ganen.

Los herreranos arrancaron su periplo hacia el título mundial ganando primero el campeonato nacional al vencer a Panamá Metro 2 a 1, en marzo pasado en el estadio Claudio Nieto, en Monagrillo. Así se obtuvieron el derecho de representar a Panamá  en la serie Latinoamericana de la isla de Saint Marte en el mes de julio pasado, en donde doblegaron en la final a Venezuela para llegar a Bangor.

En el Mundial de Bangor, los herreranos quedaron en el Grupo B junto el Centro, Este y Sureste de Estados Unidos, Italia y Europa-África. Hay que destacar que los campeones mundiales se coronaron de manera invicta.

Primero vencieron al  Central de Estados Unidos (Illinois) 6-0; luego a  3-0 a Europa-África; Pensilvania, 5 a 3 al Este Kennet Square y al Sureste Texas,  2 carreras a 1. En semifinales se impuso a Georgia  5-4  y en la final a Pensilvania (Kennett Square) 2 a 1.

Hay que destacar que el equipo panameño llegó mermado a la final debido que ante Georgia fueron expulsados los jugadores Gertrudis Tello y Luis Felipe Alonso. Tampoco tuvieron a su director Azael Domínguez ni al coach de pitcheo Óscar Guardia. En ese partido y según transmisión de RPC parecía que no querían que los panameños llegaran a disputar el partido de campeonato.

El camino no fue fácil y ojalá sepamos valorar el esfuerzo de estos muchachos. Hay premiarlos, cuidarlos y educarlos. No dejemos que esta proeza se disipe rápidamente y que cuando lleguen a Chitré despierten con la mala noticia que ya nadie los recuerda.

Así de olvidados como están los que ganaron en 2000 esta misma categoría, bajo la dirección de Crespo. Esperemos que la historia no se repita.

Comments

  • http://cupidotips.blogbox.be/ Marcie T. Mooney

    Una misión que parecía imposible para los panameños por las circunstancias encontradas, al final se tradujo en una hazaña como muy pocas en la historia de estos mundiales.

Traductor:  

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM