por Rafael Calvo

Radar Deportivo


Santeños: No lloren, jueguen

He visto muchas caídas de grandes equipos que invirtieron, buscaron a los mejores y el proyecto simplemente no prosperó. Ocurre en las Grandes Ligas y también en Panamá, así es el béisbol, un deporte de caballeros con sus errores y virtudes.

Lo ocurrido la semana pasada en la tropa santeña, tras su eliminación del torneo nacional mayor, dio pena. Peloteros insultándose públicamente, un director que se va y regresa y una dirigencia que no tomó los correctivos por falta de tiempo.

La purga debe ser grande y los mismos aficionados santeños deben exigirla.

Estamos de acuerdo que se busquen culpables y que se reflexione; sin embargo dentro del mismo equipo estoy seguro que no los encontrarán. Fíjense en su dirigencia, he dicho que los legisladores o diputados acabaron con la pureza del béisbol, son importantes para aportar y nada más, pues no tienen el tiempo para dedicarle a este deporte, aunque sí las ganas.

Mucha plata  dañó el béisbol y creo que  eso fue lo que  le ocurrió a Los Santos la temporada pasada y ésta, pues quisieron armar un equipo de ensueño a punta de billete y al final no resultó. Además trajo la envidia y la pregunta de siempre ¿por qué el gana más que yo, si yo hago más que él?.

El dinero no gana título, eso lo tiene claro los Yankees de Nueva York que año tras año invierte en planillas millonarias para triunfar y a veces se les da y otras muchas no.

Pero la pena mayor de la tropa santeña este año han sido las declaraciones, para no mencionar a nadie, de algunos de sus peloteros acusándose mutuamente de la debacle del team.  Nadie que juega le paguen mucho o poquito lo hace para perder, al menos en el béisbol panameño hasta este momento.

Y lo más triste es que ningún dirigente santeño  se atrevió a sacar el rejo y acabar con la discusión. Ellos tienen las ganas, pero no el tiempo para estar detrás de cada pelotero. Mejor, insisto apoyen y ya, para que lo ocurrido en Los Santos no se haga costumbre.

La directiva debe llamar a una reunión urgente para pagarle a los peloteros y sobretodo explicarles que los trapos sucios se lavan en casa. Lo que se dice  en los vestidores se queda en ese lugar. ¡Nadie debe violar ese principio básico!, el que lo hace no debe regresar al equipo.

En esto momento las aguas pareciera que han tomado su nivel. Es el momento de reflexión de esta liga y de otras que pudieran verse reflejadas en estos actos de indisciplina, que lo único que dejan es el desprestigió de un equipo, por lo que es sano que los infractores no queden impunes.

Daba vergüenza ajena leerlos y escucharlos, sin que ningún dirigente les pusiera un alto. ¡Qué barbaridad! como dicen. Ahora les toca recoger los platos rotos y no seguir llorando sobre la leche derramada. No es el último torneo de béisbol y por suerte este deporte da revancha todos los años.

Comments

7 Respuestas a “Santeños: No lloren, jueguen”

  1. fanaticoc4 dice:

    muy acertadas las palabras a nosotros en chiriqui nos paso lo mismo se invirtio plato y se descuido el darle oportunidad a nuestros peloteros. Simplemente le toco a Los Santos y a Herrera quedarse ya no se puede hacer nada no batearon no metieron carreras en parte es culpa de la directiva y en parte (por las declaraciones de otros jugadores) de los mismos jugadores que no llegaban en un 100% acttud para jugar como es debido.

  2. Allyson Odom dice:

    yaquisdeudores.com… Alegan públicamente que los Yaquis de Obregón no solo ofrecieron dinero a sus peloteros si llegaban a la pos-temporada, sino que no les pagaron nada, aún cuando ganaron hasta la Serie del Caribe. Los otros siete equipos de la Liga Mexicana del Pacífico claman por una sanción, de acuerdo con las reglamentaciones, según me informa Fernando Ballesteros, de “Puro Beisbol”.

  3. Pero la primera pasión deportiva de los cubanos no está exenta de política, especialmente cuando alguna estrella beisbolera decide no regresar al país luego de un viaje al extranjero, o si un pelotero no integra la selección a un evento internacional porque resulta poco confiable y se teme que “deserte”. En un reciente encuentro entre dos equipos de ardorosa rivalidad, un jugador se sintió ofendido porque creyó que la bola había sido lanzada con la intención de golpearlo y, para sorpresa de los espectadores, salió corriendo en dirección al pitcher blandiendo amenazante su bate. Los jugadores salieron del banco, algunos aficionados se tiraron al terreno, la policía roció gas pimienta y repartió patadas y bastonazos. Las cámaras que transmitían el juego apuntaron hacia otro lado y ningún televidente se enteró de lo ocurrido… en ese momento.

  4. Eula Blevins dice:

    tu lo que tas e s cogioo, ganamos este campeonato a punta de jonrones, cuantos strike a nosotros no nos cantaron, en bocas cuantas juigadas fueron a favor de bocas del toro en momentos claves, en primera base y segunda en el ultimo partido hubieron 2 jugadas a favor de bocas del toro, pq no hablas de eso… aqui en esta pagina pagina esta el video donde rocambo le pega al arbitro, y esta el lanzamiento que estaba afuera y arriba,.preocupate por conseguirle una dieta a tu equipo obeso. TE DA http://blogs.prensa.com/rafaelcalvo/wp-admin/edit-comments.php?p=453#comments-formRABIA ?

  5. “Siempre hay presión, de eso no cabe duda, porque en el mundo del béisbol se espera mucho, especialmente en Canadá y en particular en Toronto”, dijo Gibbons, quien tuvo marca de 305-305 como capataz de los Azulejos del 2004 al 2008. “Eso es bueno, porque significa que tienes un buen equipo. Pero en este negocio, siempre hay presión para rendir”.

  6. Rickey Olson dice:

    El equipo Cuba de béisbol inició con derrota su andadura en el XIII Torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda, al caer hoy contra todo pronóstico 4-6 frente al modesto equipo de Curazao en el Neptunus Familystadium.

  7. Gold Price dice:

    Pero la primera pasión deportiva de los cubanos no está exenta de política, especialmente cuando alguna estrella beisbolera decide no regresar al país luego de un viaje al extranjero, o si un pelotero no integra la selección a un evento internacional porque resulta poco confiable y se teme que “deserte”. En un reciente encuentro entre dos equipos de ardorosa rivalidad, un jugador se sintió ofendido porque creyó que la bola había sido lanzada con la intención de golpearlo y, para sorpresa de los espectadores, salió corriendo en dirección al pitcher blandiendo amenazante su bate. Los jugadores salieron del banco, algunos aficionados se tiraron al terreno, la policía roció gas pimienta y repartió patadas y bastonazos. Las cámaras que transmitían el juego apuntaron hacia otro lado y ningún televidente se enteró de lo ocurrido… en ese momento.

Deja un comentario


2 + = nueve

Traductor:  

Síguenos en:

 
© 2011. Editorial por la Democracia S.A. Derechos Reservados. (507)222-1222
Apartado 0819-05620 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

MÁS BLOGS DE
PRENSA.COM